Capernaum, película Capernaum, película
El protagonista es un niño que huye de la conflictiva casa familiar con un hermano menor a cuestas Capernaum, película

Cualquiera que sienta ganas de descifrar el título del tercer largometraje de la libanesa Nadine Labaki tiene que prepararse para no encontrar respuestas. Cafarnaúm (2018), Capharnaüm o Kfar Nahum puede significar dos cosas curiosamente opuestas: una, de profundo simbolismo bíblico, es el nombre de un desaparecido poblado galileo, cercano a la frontera sur de Líbano y la del norte de Israel, famoso por haber sido hogar temporal para Jesús y sus discípulos, una vez que se lanzaron al World Tour por las tierras colonizadas. El otro significado, que hoy solo pervive como palabra en el portugués brasileño, quiere decir desmadre, hacinamiento, un lugar donde todo se amontona sin orden ni ley.

De alguna forma, Cafarnaúm, la película, termina por significar las dos cosas: una epopeya de cine mesiánico, predicante, misionero y aleccionador hasta la brutalidad, además de apelar a la descripción de los entornos en los que se desarrolla, los arrabales marginados de la Beirut contemporánea. Que el subtítulo elegido por la distribuidora mexicana sea La ciudad olvidada hace pensar en la primera opción, el lugar bíblico, pero también en esa vieja técnica de vender una película producida en el tercer mundo como un-emocionante-y-trágico-paseo-por-el-infierno.

Labaki tomó la decisión de poner todo el peso dramático sobre los hombros de Zain Al Rafeea, un debutante de 13 años sin experiencia actoral que, al momento de iniciar el rodaje, acompañaba a su familia como refugiado sirio anclado en Líbano, a la espera de un pasaporte que lo llevara a Europa. Labaki tomó el libreto, basado en un argumento escrito por su coguionista habitual, Jihad Hojeily, y lo amoldó al inesperado talento desplegado por Al Rafeea. El protagonista es un niño que huye de la conflictiva casa familiar con un hermano menor a cuestas y el deseo firme de demandar a sus padres por haberlo traído al mundo.

Daniela FH

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *