Según la ciencia escuchar canciones tristes y llorar es terapeútico Según la ciencia escuchar canciones tristes y llorar es terapeútico
El proceso de duelo al terminar una relación puede ser complicado y para muchos sumamente doloroso, consta de distintas etapas y generalmente cualquier canción... Según la ciencia escuchar canciones tristes y llorar es terapeútico

El proceso de duelo al terminar una relación puede ser complicado y para muchos sumamente doloroso, consta de distintas etapas y generalmente cualquier canción o detalle traen recuerdos de la persona que se fue, sin embargo un estudio reveló que escuchar canciones tristes y llorar ayuda a curar más pronto las rupturas amorosas.

El dolor emocional puede ser incluso más devastador que el dolor físico, y algunos individuos quedan enganchados a la pareja igual que si fuese una droga. De hecho, el amor y la droga utilizan los mismos circuitos neuronales, por lo que los psicólogos recomiendan no tener contacto con la otra persona (al menos durante un tiempo) para evitar recaídas.

Un estudio publicado por Scientific Reports aseguró que llorar con canciones tristes te hará sentir mejor y más feliz. Los investigadores explicaron que llorar sin control al ritmo de música deprimente hace que provoquemos sentimientos de placer y estemos menos estresadas.

La investigación consistió en que los participantes completaran encuestas sobre sus reacciones mientras escuchaban música. Luego, se dividieron en dos grupos: en los que lloraron y los que se les puso la piel chinita, después escucharon seis canciones más y potenciaron sus emociones.

¿Cuál fue el resultado? Tras monitorear sus emociones, los latidos del corazón y los signos físicos de placer, se concluyó que las lágrimas que vienen de la tristeza pueden ser realmente “psicofisiológicamente calmantes” y causar sensaciones de placer y disminuir el estrés.

Encontraron que la música triste evocaba una amplia gama de complejas emociones en los participantes, como nostalgia, tranquilidad, ternura y trascendencia. Los resultados mostraron que la nostalgia era la emoción más frecuente, presente en el 76% de los casos, seguida por la tranquilidad con un 57.5%

De acuerdo con los científicos, estas son emociones saludables que nos ayudan a sentirnos bien. Escuchar música triste aporta consuelo y ayuda a regular los estados de ánimo negativos. De esta manera, podría aportar beneficios emocionales. Puesto que un gran número de participantes reportó escuchar este tipo de canciones en  situaciones de estrés emocional o al sienten solos, sospechan que podría ser una forma de auto-medicación.

.

Daniela FH

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *